Updates, Live

Monday, April 04, 2016

Aimara

Aimaras con trajes e instrumentos típicos.
foto por Micah MacAllen
(fuente: wiki)
no copyright infringement intended

A veces sueño que sé aimara. Es la lengua hablada en la región de Lago Titicaca (así como el quechua). Unos dicen que el aimara es la lengua más perfecta de todas las lenguas de la Tierra, que de cualquier lengua cualquier sentencia se puede ver en el aimara como en un espejo, y que se puede traducir del aimara a cualquier lengua la palabra por la palabra. Unos dicen que en el aimara el futuro es visto detrás, y el pasado es visto adelante (y hay un poco de razón en esto: no se puede ver su futuro, como esto aún no ha llegado, entonces está detrás y espera; mientras el pasado es bien conocido, así está en el frente). Unos dicen que en el aimara no hay sólo sí y no: cualquier verbo se puede utilizar positivamente, negativamente, así como una posibilidad (un poco como ن شاء الله‎). Es una lengua llena de sorpresas inesperadas, un idioma para poetas y para aventureros. Es el espacio del inesperado.

Todo esto podría ser la verdad. Naturalmente, para convencerme de una u otra manera, tuve que aprender la lengua. Sólo, esto era la cosa, que en todos los libros para aprender el aimara las explicaciones eran en español. Y yo no sabía el español.

Después de esto había una apuesta durante el Mundial de Brasil. Un amigo criticó a un periodista de Colombia para " la lengua demasiado perjudicial " (el periodista había estado escribiendo sobre un árbitro). Yo contesté: el periodista, en mi opinión, tuvo razón, y me habría gustado comenzar a aprender una lengua tan fuerte. Bien, vaya a hacer un golpeado entonces, dijo mi amigo, y eso fue todo (añádale mis memorias nostálgicas de algunos inmigrantes de Ecuador y Perú encontrados en Norteamérica - pero no voy a hacerme demasiado sentimental).

Así que compré un manual de español: Aprender el español en treinta horas. Desde luego una hora quiso decir una lección que necesita muchas horas para ser aprendida. Tras un año estaba en la lección veintiuno. Mientras tanto comencé a mirar cada día en algún periódico español sobre el web, ver si yo pudiera entender que fue escrito. Y, claro, pocas palabras hicieron cualquier sentido para mí.

Mi progreso era muy lento. Entonces cambié a un método en línea: DuoLingo. Se demostró ser mucho más eficaz. Todavía estoy en el proceso.

¿Quiere que continúe con el español (y luego con el aimara)? Mientras descubrí la poesía de Pessoa (y el portugués, con el fado y la saudade). Y me hice amigo de algunos maravillosos catalanes (y entré en el mundo de Verdaguer y de Prat de la Riba, de Junceda y de Jordi Soler). Cada lengua es un universo entero.




El aimara en el Internet
(vídeo por Andrea Arenas-Straubmuller)



(La Española - or Hispaniola)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home